Noticias

Yerbas emblemáticas III: “Oñoirü”

Hace diez años familias campesinas del departamento de Itapúa empezaron a producir yerba para su consumo. Desde el último año empezaron a hacerla conocer en ferias. Para fin de este año buscan comercializar alrededor de 4 mil kilos de su producto, luego de reforzar sus instalaciones de producción.

El fin de semana pasado la Coordinadora Nacional de Organizaciones de Mujeres Trabajadoras Rurales e Indígenas-CONAMURI, realizó una feria de productos campesinos en su local de Asunción. Uno de los artículos más demandados fue la yerba agroecológica que vendían.

Huertitas se propuso indagar sobre la misma, para lo que contactó con uno de los técnicos agroecológicos que acompaña la experiencia, Pedro Pablo Vega.

La historia de Oñoirü (Juntos), -como lo llaman sus productoras y productores cariñosamente, aunque no hayan decidido aún un nombre definitivo- comienza hace 10 años al interior de los comités de producción Oñoirü y Oñondive, ubicados en los límites entre los distritos de Itapúa Poty y Edelira.

“Un compañero tenía experiencia de manejo de barbacuá y la compartió en los comités, a esto se sumaron otras experiencias y charlas de capacitación”, dice Pedro.

La yerba es un artículo de consumo diario en las familias de Paraguay. Partiendo de esta realidad, las productoras y productores de los comités empezaron a acariciar la idea de auto-abastecerse de ella.

yerba

Al poco tiempo estaban cultivando los primeros plantines de ka’a en las fincas familiares, y tiempo después cosechando y procesando artesanalmente, a partir de un pequeño barbacuá rústico.

Efectivamente lograron abastecerse desde entonces y desde este año empezaron a compartirla en las ferias vinculas a CONAMURI y otras.

Actualmente el comité Oñoirü tiene 17 miembros, mientras que Oñondive tiene 12, todas mujeres. Al parecer ambos espacios han decidido entrar en una segunda etapa de procesamiento, ahora intentarán producir para la comercialización, como cultivo de venta sustentable.

En ese esfuerzo y con la ayuda de CONAMURI y los municipios y gobernación locales lograron ampliar las instalaciones donde cosechan y procesan la yerba.

“La próxima semana procesaremos 12 a 15 mil kilos de hoja verde, de donde de acuerdo a los cáculos saldrán 3 a 4 mil kilos de producción para la venta”, explica Pablo.

Oñoirû es totalmente orgánica, controlada ecológicamente y sin usar ningún agroquímico.

 

La producción se hace en asociación con otros cultivos y plantas dentro de las chacras familiares, y cada cual tiene en promedio una hectárea de plantas de yerba mate.

Como parte del circuito, además, actualmente están reproduciendo entre 5 a 6 mil plantines y probando nuevas técnicas de cultivo, como producción bajo sombra, con otras plantas nativas.

Para contactar con los comités se puede a través de CONAMURI, al 021 444 317.

 

FOTO INTERNA:  Nuestro entrevistado en medio de plantas de yerba mate asociadas con cultivos de chacra. FUENTE: Facebook

 

Deja un comentario