Huertitas

Cultivar en cajones de manzana, como parte del proceso escolar

Niños y niñas del tercer grado del Trinity School de Luque tienen tomates, albahacas y ajíes, como refuerzo de un proceso que busca despertar sensibilidades hacia el medioambiente.

vasitos y semillas

Hacia abril de este año la docente Belén Rojas, del tercer grado, se acercó a un familiar que venía realizando cultivos en su casa de Sajonia. Como persona con sensibilidad hacia el medioambiente, tenía la idea fija de que debía probar cultivos con sus alumnos y alumnas.

Su búsqueda iba en dos direcciones, por un lado quería generar una acción que diera paso a otras lecciones sobre la naturaleza, y por otro, intentar extender el proceso escolar a espacios más lúdicos y emocionantes.

Habló con su contacto sobre cómo iniciar el proceso, con qué operaciones y qué cultivos. De la conversación salió con vasitos reciclados, ideas para hacer cartelitos y semillas de albahaca, tomates y ajíes (ky’ỳi).

cartelitos

Con la profe Belén tienen clases en inglés toda la mañana

Coordinaron -profe, alumnos y alumnas- traer tierra, abono, cajas recicladas y se lanzaron al emocionante experimento de germinar las semillas en los vasitos. Tuvieron una jornada en que se divirtieron con la previa: lijar, pintar las cajas contenedoras y hacer los cartelitos para señalar las fechas de los procesos de sus semillas.

IMG-20150507-WA0027

Los resultados vinieron en las semanas y posteriormente hicieron el trasplante a las cajas grandes.

Sol G., Giuliana G., Federico M., Sol R., Mathías F., Sol R., Sebastián Ch. y Kiara A. Son ocho niños y niñas en el grado que se dividieron en parejas para cultivar una caja y encargarse de su cuidado. Hoy se yerguen plantines grandes, algunos ya con pimpollos.

brotes

Invitado por la profe, el equipo editor de Huertitas visitó en agosto la escuela y conversó con los niños y niñas, intercambió impresiones y compartió el trabajo de desmalezamiento de las cajas, tratando de identificar los yuyos por sus nombres. El más familiar fue ortiga (pyno), por las lecciones sensoriales que nos dio.

niños con huertitas

En la jornada revisaron los plantines de cultivo, removieron su tierra, pusieron guías de madera a los que necesitaban y re-acomodaron los cultivos en la caja de acuerdo al espacio.

Uno de los tomates estaba minado por una población de cochinillas algodonosas, nombre que despertó la risa general en ellos y ellas. Lo que hicieron fue sacar la planta de la caja y estudiar a estos huéspedes perjudiciales detenidamente, con lupas. También revisaron la tierra para que no haya quedado ninguna en ella.

cochinillas

Como parte de la clase en los próximos días tienen como tarea investigar más sobre la cochinilla y también realizar otras actividades para fortalecer sus cajones, como remover la tierra, regar, agregar tierra, trasplantar definitivamente…

cochinillas lupa

Esta simple actividad de cultivo puede llegar a generar sensaciones casi-mágicas en los niños y niñas, llenas de vida, y por sobre todo refuerza valores que antes de adentrarse a la siembra venían trabajando en clase, con vídeos, lecturas y carteles que se pueden ver en el aula.

Se acaba de abrir una puerta, una conexión con elementos de la naturaleza, un aprender juntos, que les puede llevar a paseos insospechados. Lo que sí sospechamos es que una pequeña sensibilidad hacia la naturaleza se pudo haber depositado en cada uno de ellos y ellas.

niñas profe

Huerta también en el pre-escolar
En nuestra visita también el colegio nos invitó a conocer la experiencia del pre-escolar, donde en un espacio soleado de las instalaciones construyeron al espantapájaro al que le pusieron el nombre de “Mario”. “Se le cayó su boca”, nos explicó una de las niñas que nos guió. En esta huerta acaban de plantar tomates, zapallos, lechugas moradas, rúculas y perejiles.

De hecho, el primer antecedente de cultivo que tuvieron los niños y niñas que hoy están en tercer grado, el grupo de la profesora Belén, fue el que tuvieron en el pre-escolar en el colegio, donde les tocó preparar y cuidar la pequeña huerta, años atrás.

todo el grupo

Deja un comentario