Consejos

Ya tengo las semillas, y ahora ¿qué hago?

Uno de los primeros pasos para empezar una huerta en la casa es tener las semillas. Si ya las tenés, ya sea porque las compraste o porque las obtuviste de los frutos que consumiste, surge el siguiente desafío: cómo sembrarlas.

La recomendación para guardar semillas hasta que les des uso es que sea en un lugar seco y oscuro. Para que germinen necesitan lo contrario: humedad, luz, oxígeno.

Semilla de locote

Semilla de locote

Si bien se puede sembrar directo en el espacio donde vas a dejar de manera definitiva la planta, una recomendación es hacer que germinen en otros recipientes, como vasitos de yogur, cajas de huevos o botellas de plástico cortadas a la mitad.
Esto es fundamental para controlar el proceso más sensible de los cultivos, para evitar que las semillas se echen a perder o para proteger a los brotes de temperaturas extremas. Como primera experiencia se puede hacer en algún vasito.

Recipientes reciclados para germinación

Recipientes reciclados para germinación

No olvides hacer uno o dos agujeritos en la base del recipiente, para que filtre el exceso de agua del regado. Colocá la tierra y hacele con los dedos unos pocitos donde irás a poner las semillas. En el caso de semillas pequeñas- como las del tomate, locote u hojas verdes- pocitos de medio centímetro, no más, para facilitar que la semilla al germinar pueda romper la tierra.

Pequeños cuencos para que la semilla pueda romper la tierra y germinar

Pequeños cuencos para que la semilla pueda romper la tierra y germinar

Tierra

Siempre es mejor tener una buena tierra abonada, pero no es necesario postergar esta actividad en busca del mejor abono o de la mejor tierra. Si tenés patio en tu casa o en la casa de algún pariente o amigo, y si sus plantas crecen bien, es tierra que tranquilamente se puede usar para esto.
Como dijo una vez Irma Brítez, ingeniera forestal, en una entrevista a Huertitas: Lo más fácil es hacer germinar la semilla, lo difícil es cuidar la planta.
Esto tampoco pretende desmovilizar una vez que ya tenés el brote o plantín, sino que da a entender que no es nada de otro mundo y sale relativamente fácil. Pero que la planta requiere atenciones que ya veremos en otros artículos, como poda, riego, cuidado ante plagas…

 

brotes

Qué tipos de cuidados necesita lo que sembraste

Acerca del sol: No poner nuestro recipiente germinador directo al sol abrasante del verano paraguayo. Aunque el sol que sale a partir del mes de marzo es bastante benévolo y le va muy bien a este proceso.

Acerca del riego: Para que la semilla germine, la tierra nunca debe estar seca. Sin encharcarla pero siempre húmeda. En los sucesivos días veremos los primeros retoños.

¿Cuándo transplantar? Lo veremos en otro material la semana que viene.

 

1 Comentario

Deja un comentario