Noticias

Desde las chacras de Misiones a los colegios Cristo Rey, Técnico Javier y el Bañado Sur

Familias agricultoras de Misiones vendieron un total de 2mil kilos de alimentos frescos en tres ferias realizadas en Asunción el pasado 27 de marzo. A partir de un vínculo solidario, actores rurales y urbanos fortalecen canales de comercialización para las familias productoras y el acceso de consumidores de la ciudad a alimentos saludables y a precio justo.

Paraguay está pasando por horas críticas en su cultura alimentaria, por el abandono del Estado a la agricultura familiar campesina, que históricamente alimentó al país.

Esto se agrava con un escenario mundial de fondo, que apuesta a un modelo productivo empresarial de monocultivos, en base al acaparamiento de tierras, la producción para la exportación, semillas transgénicas y la utilización masiva de químicos.

A pesar de todo, las familias campesinas paraguayas siguen produciendo para alimentarse y seguir alimentando a los demás sectores de la sociedad local.

Uno de los aspectos del abandono que más se siente en las fincas campesinas es la falta de circuitos de salida y comercialización de los cultivos alimenticios, hasta el punto de que muchas veces los alimentos terminan pudriéndose en las chacras.

Seguridad y derecho a la alimentación

Mientras esto pasa en muchas fincas, en otros hogares rurales y urbanos cerca de un millón de personas en el país no reciben el suficiente alimento cada día de sus vidas.

Esta realidad afecta todavía más a las familias consumidoras de la ciudad, que dependen de las del campo y hace décadas sufren una degradación de su derecho a la alimentación adecuada.

La dieta diaria se volvió repetitiva y compuesta por alimentos cuyos orígenes no se conocen, o por alimentos provenientes de una industria alimenticia que solo piensa en abaratar sus costos de producción y no atender la calidad alimentaria.

Los indicadores estatales nos resumen esta tendencia cuando nos muestran la caída de la producción de cultivos tradicionalmente campesinos, como porotos, hortalizas, zapallos, maní… y en contrapartida, el incremento de alimentos importados.

Alternativas económicas

Mujeres de la Pre-cooperativa Mujeres Unidas en plena feria de productos.

Mujeres de la Pre-cooperativa Mujeres Unidas en plena feria de productos.

Ante esta realidad organizaciones rurales y urbanas del país trabajan en crear circuitos alternativos de producción y comercialización, para garantizar distintos derechos elementales de las poblaciones, entre ellos el de la alimentación adecuada.

Desde el año pasado la Asociación de Organizaciones Sociales de San Ignacio (AOSSI), del departamento de Misiones, trabaja con organizaciones como la Pre Cooperativa de Mujeres Unidas, del barrio Bañado Sur de Asunción.

Desde finales de 2013 se pretende fortalecer un proyecto conjunto de venta y distribución de alimentos, con los objetivos de abrir canales de comercialización para las familias productoras, y abastecer con alimentos saludables, frescos y de buena calidad a las familias del Bañado Sur, explica Soraya Bello, referente de la organización de mujeres.

La idea es generar un vínculo de economía solidaria, donde las familias que producen toneladas de alimentos vendan a precios solidarios sus productos a las mujeres del Bañado, y que éstas la revendan en la comunidad, generando por su cuenta nuevas fuentes de ingreso.

Proyectos productivos

Todo este trabajo es posible a partir de la mediación del Centro de Estudios Paraguayos Antonio Guasch (CEPAG), que asiste técnicamente y en estrategias de procesamiento y comercialización a las familias campesinas.

En total son cerca de 250 las familias agricultoras de Misiones articuladas en la AOSSI, que desde 2009 vienen trabajando juntas y en 20012 formalizaron la asociación, dice Bari Maidana, una de las referentes de las familias.

Ella explica que la gente aprecia mucho sus productos por ser frescos y naturales, mientras baja cajas y bolsas con mandioca, batata, maní, queso, gallina casera, lechón, huevo casero, pomelos, limones, harina de maíz, almidón casero, aceite de sésamo, miel de abeja, que son los productos que trajeron para las ferias del 27 de marzo último.

Ovidio Cristaldo es un joven técnico agrícola que trabaja para el CEPAG y explica que desde 2004 la institución acompaña en sus procesos comunitarios a las familias agriculturas de AOSSI.

También que desde el último año las mismas ejecutan unos siete proyectos productivos, como producción de aves, producción de cerdos, producción de oveja, vivero fruti-forestal, apicultura y piscicultura.

Alimentos sanos en los colegios

Hubo intensos momentos pedagógicos de la feria, cuando estudiantes del CTJ  desarrollaron ejercicios en torno a ella.

Hubo intensos momentos pedagógicos de la feria, cuando estudiantes del CTJ desarrollaron ejercicios en torno a ella.

En las últimas semanas, estos actores decidieron encarar el proceso con mayor envergadura e involucraron a otras instituciones cercanas, como los colegios Técnico Javier y Cristo Rey, que con el CEPAG comparten el elemento común de pertenecer a las obras de los Jesuitas del Paraguay.

Fue la primera vez que las familias campesinas llevaron sus productos a los colegios mencionados, donde la actividad combinó procesos comerciales y pedagógicos, con la participación de estudiantes, familiares y docentes.

Estos colegios hace años tienen vinculación con las familias del campo a través de intercambios culturales, pero es nueva la relación en proyectos de economía solidaria, explicó Ezequiel Zárate, director académico del Cristo Rey.

Al final de la jornada de ferias, las familias de AOSSI vendieron en total 2.000 kilos de alimentos, llevando ingresos a cientos de sus asociados y asociadas, mientras que las familias de la ciudad, de distintos estratos sociales, accedieron a alimentos saludables a precio justo.

En el Bañado Sur se fortalece el proceso de las mujeres organizadas en la articulación comercial y generación de puestos de trabajo. También se evalúan acciones para fortalecer el proceso, a través del apoyo de estudiantes en distintas etapas de la comercialización, en especial aquellos que pertenecen a los bachilleratos técnicos especializados.

Para más informaciones: Alba Ávalos 0983 577896 Ovidio Cristaldo 0983 312291 o 0782 232095

FUENTE: Cepag Paraguay

3 Comentarios

Deja un comentario